Foro de Sociales


No estás conectado. Conéctate o registrate

Cuestión Islas Malvinas / Falkland

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Cuestión Islas Malvinas / Falkland el Mar Feb 07, 2012 1:23 pm

Qué es el Informe Rattenbach de la guerra de Malvinas

Fue realizado por una comisión especial durante el gobierno de Reynaldo Bignone para investigar responsabilidades por la derrota militar en Malvinas; nunca fue publicado oficialmente

http://www.lanacion.com.ar/1443389-cristina-kirchner-anuncio-la-apertura-del-informe-rattenbach



Informe Rattenbach revela que el país "no estaba preparado" para la guerra

http://www.infobae.com/notas/628785-Informe-Rattenbach-revela-que-el-pais-no-estaba-preparado-para-la-guerra.html

Ver perfil de usuario http://www.odisea2008.com/

2 Re: Cuestión Islas Malvinas / Falkland el Mar Feb 28, 2012 12:42 am

Un grupo de intelectuales lanza una propuesta sobre Malvinas

El documento será presentado mañana por Jorge Lanata y Beatriz Sarlo, entre otros. Su posición sobre los habitantes de las islas. Quiénes suscriben.

http://www.perfil.com/contenidos/2012/02/21/noticia_0007.html

“A casi 30 años de la Guerra de Malvinas y ante la actualidad que está volviendo a tomar el tema Malvinas, un grupo de intelectuales, periodistas, historiadores y constitucionalistas preocupados por el curso de los acontecimientos dará a conocer un documento fijando su posición sobre el conflicto”, informó ayer el ex legislador y filósofo Fernando Iglesias.

Los participantes darán a conocer el proyecto con sus conclusiones en momentos en que el diferendo por el archipiélago llega nuevamente a las Naciones Unidas y ambos gobiernos sitúan en tema en su agenda. La presentación del documento será mañana a las 16.00 en la sede de la Fundación Centro Psicoanalítico Argentino.

"Malvinas, una visión alternativa" es el título del documento, que fue avalado por Hilda Sábato, Beatriz Sarlo, Juan José Sebrelli, Roberto Gargarella, Santiago Kovadloff, Rafael Filippelli, Emilio de Ipola, Vicente Palermo, Marcos Novaro, Luis Alberto Romero, Eduardo Antín, José Miguel Onaindia, Jorge Lanata, Gustavo Noriega, Pepe Eliaschev y el mismo Iglesias.

Si bien aun no trascendió oficialmente ningún adelanto sobre el contenido del documento, el grupo de intelectuales y periodistas solicitará al gobierno argentino que respeto la opinión de los kelpers respecto de su derecho de autonomía del Reino Unido y qué vínculos sociales, culturales y económicos desean trazar con la Argentina.

Pepe Eliaschev, columnista de PERFIL, señaló que uno de los puntos que unieron a este grupo de intelectuales fue su postura sobre los derechos de los habitantes de las Islas Malvinas. "No hay salida posible sin que se consideren los intereses de las personas que desarrollaron sus vidas en las Malvinas. Son seres humanos a los que hay que respetarles sus derechos", dijo, y exigió que el Gobierno atienda esta cuestión.

Ver perfil de usuario http://www.odisea2008.com/

3 Re: Cuestión Islas Malvinas / Falkland el Jue Mar 01, 2012 1:31 pm

POLÉMICA POR EL RECLAMO DE MALVINAS

Lanata: "El camino oficial nos aleja de la recuperación de las Islas"


Otro argumento sobre las Islas provocó la crítica paraoficial contra el periodista. El temor a que pensar diferente sea peligroso. La controversia con Dante Caputo.

http://www.perfil.com/contenidos/2012/02/26/noticia_0015.html

Escribí hace algunas semanas, en este diario, que en la Argentina actual pensar distinto era un delito. La realidad me dio, entonces, muestra de mi propia teoría: el aparato oficial de propaganda se ocupó extensamente de mi frase, todos se golpearon el pecho diciendo que nunca hubo más libertad de prensa que ahora y kirchneristas críticos como Mempo Giardinelli me acusaron de exagerar con aviesas intenciones.

La mayoría analizó la frase con un bajo contenido de metáfora en sangre. “Si es un delito, ¿por qué no estás preso, eh?”, dijeron. No me refería, literalmente, a un delito penal: quien opina contra el discurso oficial es castigado con el hostigamiento del aparato público-privado de propaganda y acusado, sí, de delitos formales que llegan hasta el cargo de “traición a la patria”.

Decir, por ejemplo, que la mejor manera de recuperar las Malvinas es integrar a los isleños desencadenó esa reacción: el Gobierno es igual a la patria y el Ejecutivo está, por dogma, libre de cometer errores: siempre tiene y tendrá razón. Es curioso, el decreto de infalibilidad papal del Concilio Vaticano I de 1870 contempla que hasta el Papa puede equivocarse. El Papa sí, pero Ella no.

Sinceramente creo que el camino oficial es el que más nos aleja de la recuperación de las Islas. El miércoles, un grupo de 17 intelectuales del que formo parte dio a conocer un documento proponiendo una política alternativa en la cuestión Malvinas. La campaña de hostigamiento oficial comenzó mucho antes de que el documento se conociera: primero se cuestionaba la legitimidad del grupo y su calificación para opinar (en mi caso, tengo 11 libros, he sido jurado y dado cursos en varias universidades extranjeras, fundé dos diarios y cuatro revistas, dirigí más de diez documentales y un largometraje pero, claro, no soy un intelectual).

Quien ponía en duda nuestras credenciales era, entre otros, Aníbal Fernández, el ex fugado intendente de Quilmes, que ya lleva publicado su segundo libro de zonceras argentinas con su firma, pero escrito en realidad por su asesor de prensa Carlos Caramello. Fernández, en lugar de explicarle al público por qué pasó, de pronto, de jefe de Gabinete a senador llano (hay quienes dicen que fue acusado por la Embajada norteamericana de tener vínculos con el avión narco y que eso, sumado a su confusa actuación en el caso Mariano Ferreira, determinó su suerte), se dedicó a insultar al colectivo en el diario Tiempo Argentino, editado por Sergio Szpolski con plata que vuelve al pueblo. Puesto a periodista –y quizá sin su ghostwriter Caramello a mano–, Fernández me adjudica frases que nunca dije y las pone entre comillas, al estilo Diego Goebbels pero en gráfica.

En el mismo día, la tapa de Crónica, en el mismo sitio donde semanas atrás estaba la foto del cadáver de Jazmín de Grazia, publicaba mi foto junto a la de Beatriz Sarlo, Juan José Sebreli y Pepe Eliaschev bajo el título “Piratas”. Crónica pertenece al Grupo Olmos, vinculado a la UOM y financiado por el Gobierno con abundante publicidad oficial.

El documento aún no había sido dado a conocer. El camino que terminó en la conferencia de prensa del miércoles –que finalmente se suspendió por la tragedia de Once y sólo se envió el documento a la prensa– había sido largo y sinuoso: era casi imposible conseguir en Buenos Aires un sitio público donde presentar un documento que discutía el pensamiento oficial: dos universidades privadas dijeron que no, hasta dos bares que habitualmente ocupan su salón con presentaciones se negaron a facilitar el espacio. Finalmente la Fundación Centro Psicoanalítico Argentino, dirigida por Rogelio Fernández Couto, tuvo la generosidad de abrir sus puertas.

Fue triste volver a recordar el miedo, pero ahora en una Argentina democrática: miedo a disentir públicamente, miedo a las consecuencias de desobedecer, miedo a pensar distinto y decirlo en voz alta.

Conocido el documento, el mundo no se cayó. Sólo una idea se echó a correr. Pensar distinto es hoy, en la Argentina, complicado. Esperemos que no llegue a ser peligroso.

Ver perfil de usuario http://www.odisea2008.com/

4 Re: Cuestión Islas Malvinas / Falkland el Jue Mar 01, 2012 1:32 pm

Para Sarlo, los isleños son sujetos de derecho y deben ser reconocidos

Parte del grupo de intelectuales que firmó el documento crítico por Malvinas, la ensayista pidió incluir a los kelpers en la discusión bilateral. Video.

http://www.perfil.com/contenidos/2012/02/24/noticia_0008.html

La ensayista Beatriz Sarlo, miembro del grupo de intelectuales que el martes último publicó un documento crítico sobre Malvinas, aseguró anoche que debe reconocerse a los isleños como “sujetos de derecho” en el tratamiento del conflicto.

"Nosotros decimos que los isleños no son solamente portadores de intereses, sino que son sujetos de derecho", afirmó la socióloga en el programa Código Político. En este sentido, aseguró que los isleños “también tienen opciones y deseos. Nos parece que es una voz fundamental en la negociación”.

Para Sarlo no se trata “solamente de una negociación entre Argentina y Gran Bretaña, estamos en el siglo XXI: no estamos negociando con los principios de mediados del siglo XX. Las pequeñas poblaciones son respetables, no se podrá decir los kelpers se tendrán que ir a otro lado, esperen a jubilarse y vuelvan a Gran Bretaña, es gente que está afincada y tiene hijos y nietos en esa tierra”, completó la intelectual.

“Esto es lo que quisimos alertar con este documento”, afirmó sobre el escrito que acompañaron periodistas y pensadores entre los que se contaron Juan José Sebreli, Pepe Eliaschev, Rafael Roberto Gargarella, Fernando Iglesias, Santiago Kovadloff y Jorge Lanata, entre otros.

“Se reflotó la palabra cipayo como si estuvieramos ne la India en el siglo XIX”, ironizó luego Sarlo por las expresiones que medios oficialistas usaron para denostar el comunicado. Más tarde, a propósito del accidente en Once, relacionó esta problemática: “El nacionalismo territorial también se ejerce con un sistema de transporte”, afirmó.

Ver perfil de usuario http://www.odisea2008.com/

5 Re: Cuestión Islas Malvinas / Falkland el Jue Mar 01, 2012 1:33 pm

PO 1212 1/3/2012 Islas Malvinas

Un relato pseudoliberal sobre Malvinas

http://po.org.ar/articulo/po1212114/relato-pseudoliberal-sobre-malvinas-0

Un grupo de 17 intelectuales ha dado a conocer un "documento" sobre Malvinas que tiene la pretensión de ser una "visión alternativa", o sea un nuevo relato. Los pilares de esta narración opcional son la negación de un derecho de soberanía de Argentina sobre el archipiélago y la defensa del derecho de autodeterminación de "los isleños". Repite un discurso de tipo mitrista: no importa el territorio si ganamos en democracia, Argentina es ya bastante extensa. La conclusión fundamental de la declaración es que el nacionalismo de ambas partes, Gran Bretaña y Argentina, destruye las posibilidades de un desarrollo nacional pacífico y democrático.


Las contradicciones del documento son insuperables en naturaleza y en número. Reivindica una "autodeterminación de los isleños", que deberían reclamar al Reino Unido, que es la potencia ocupante, no a Argentina, y que antes debería ser esgrimida por "los isleños", lo que no es el caso, y no por intelectuales del microcentro porteño. Dice que Argentina debe su existencia al principio de ‘autodeterminación nacional', no a una reivindicación territorial, como si las fronteras nacionales hubieran sido fijadas por medio de un voto libre y no de guerras, revoluciones y una intervención decisiva de las oligarquías locales y del capital comercial inglés. "La historia no vuelve atrás", asegura Beatriz Sarlo en el diario El País (28/2), para impugnar una recuperación de Malvinas, sin percatarse que del mismo modo debería denunciar el reclamo de autodeterminación nacional de Escocia, la unidad republicana de Irlanda o la devolución de Guantánamo a Cuba.


Los firmantes sienten que pisan suelo seguro cuando reclaman para ¨los isleños¨ la condición de "sujetos de derecho". ¡Pero lo son, efectivamente! , en calidad de ciudadanos británicos; están protegidos jurídicamente por la Reina de Inglaterra y el comité ejecutivo que responde al Parlamento de Westminter. Los intelectuales en cuestión revisten a su relato de un galimatías cruzado. La concepción de un derecho separado del Estado es una ilusión óptica de los signatarios -que desplazan al derecho de la historia y lo radican, no en la historia y en la estructura social clasista sino en la naturaleza humana. La distinción entre los "intereses" de ‘los isleños', las propiedades en Malvinas, y su "deseos", seguir como territorio británico, sobre los que giran la diplomacia en el tema y los propios intelectuales alternativos, es una operación de distracción, porque es claro que para los 'los isleños' la defensa de sus intereses está en el mismo lugar de sus deseos.


La perorata ‘alternativa' sobre el derecho sucumbe cuando reclama "avanzar hacia una gestión de los recursos naturales negociada entre argentinos e isleños". Te agarramos, Catalina. ¿En nombre de qué derecho, razón o motivo los recursos naturales deberían ser objeto de negociación con ‘los argentinos' y no con los sudafricanos, los neozelandeses o los esquimales? El enano capitalista que lleva adentro el pequeño burgués se salió de riel. Pero es precisamente lo que quieren los monopolios internacionales, la burguesía argentina y el kirchnerismo -¡que reprocha a los ingleses la inconsecuencia con la colaboración económica en el Atlántico sur! El relato alternativo lleva a las conclusiones oficiales. La declaración recae en el infantilismo de suponer una negociación entre ‘argentinos' (no Argentina) y los ‘isleños' (no Gran Bretaña o la monarquía o república Falkland), para seguir la novela de ignorar los Estados y fantasear con los sujetos de derecho. ¿Hace falta decir que no hay nada más absurdo que suponer una autonomía ‘isleña' del imperio británico?


La cuestión de Malvinas resulta una cuadratura del círculo para la intelectualidad pequeño burguesa, sea la cipaya o la nacionalista, porque ignora que su condición de problema nacional deriva de la condición semi-colonial de Argentina. Mientras duró el idilio de esta condición con Inglaterra, Malvinas se refugió en los manuales escolares. La reflotó la quiebra de esta relación y la crisis a repetición del capitalismo mundial y nacional. Con la pesca, el gas y el petróleo, y con la nueva guerra financiera y comercial mundial, en especial con China, el archipiélago cobró una actualidad mayor. Es una región apetecible para potencias que necesitan alimentar una maquinaria bélica creciente para afrontar nuevas guerras. Llegar a esos recursos, incluso en forma muy parcial, sería un salvavidas para el derrumbe fiscal del régimen K, como lo hace notar el lobbysta Daniel Montamat, en Clarín, que defiende sin vacilar una negociación con el Reino Unido que canjee el derecho al acceso a la logística del continente a cambio de una participación en los negocios que también pondera la declaración de los 17.


Para los socialistas, la cuestión Malvinas es un asunto secundario y subordinado del problema nacional de Argentina y América Latina: la dominación económica y hasta cierto punto política (varía con el desarrollo de la crisis política del país y las luchas populares) del capital financiero internacional y sus Estados. La burguesía reivindica Malvinas para ganar una posición de mercado, y el gobierno para distraer a la opinión pública y a los trabajadores. Para los socialistas es el emergente más o menos ocasional de una crisis de conjunto que encontrará su solución con un gobierno de trabajadores y con derrotas decisivas del imperialismo a escala mundial.

Ver perfil de usuario http://www.odisea2008.com/

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.